Día de la Mujer Rural

El día de la mujer rural me hace mirar atrás, a nuestras raíces maternas. A esas abuelas, a esas madres campesinas que nos daban todo con la misma generosidad que nos da todo la tierra.

Hoy, no quiero olvidarme de todas ellas pero también quiero recordar, quiero traer a nuestra memoria a todas las mujeres valientes que han decidido vivir en los pueblos. Porque si ser mujer es difícil, ser mujer rural lo es aún más. Dan pocas facilidades para poder trabajar en el campo. Faltan servicios básicos que nos ayuden a realizarnos como personas sin ser esclavas de los cuidados ajenos y del trabajo en casa, que en la mayoría de los casos siguen sin ser remunerado porque lo hacemos nosotras. 

Parece que el destino de las mujeres sigue siendo el que nos lleva a ser, madres, esposas, hijas, nueras… Nombres que van siempre unidos, sin quejas y sin euros, a los cuidados en caso de necesidad.

Las mujeres rurales aprendimos a valorar la tierra, a trabajar en comunidad, a reciclar las sobras y a tejer las penas. 

Hoy las mujeres rurales sabemos la importancia de las raíces, de la tierra, del agua, del abono, de las semillas imprescindibles para crecer sanas, para avanzar, para llegar a donde por derecho queremos llegar.

Hoy las mujeres rurales somos las primeras en asociarnos, en formar cooperativas, en trabajar mano a mano con otras mujeres.

Hoy es el día de la mujer rural: de mi bisabuela, de mi abuela, de mi madre. De tu bisabuela, de tu abuela, de tu madre. Hoy, es el día de las mujeres de la tierra.

Las mujeres africanas en sus cabezas trenzadas tejían los mapas que les ayudarían a encontrar el camino hacia la libertad y en esos trenzados guardaban semillas que les servirían para sembrar en el lugar que se establecerían. Su ingenio y código desconocido para los amos le permitía a los esclavizados huir.

Aprendiendo del pasado las mujeres rurales dibujaremos los caminos, los ríos, las montañas, los mapas que nos ayuden a ser libres. 

En nuestros trenzados guardamos las semillas con las que ​sembraremos​ un planeta feminista.

                                                                 Emma Álvarez Alba RQM Asturias

 

 

Comentarios cerrados.