Conoce a Toñi Gómez, Candidata en Verde en Murcia

Conoce a nuestra compañera de EQUO Región de Murcia, Toñi Gómez Navarro, actual coportavoz de EQUO, Comprometida ecofeminista y candidata a las municipales en la lista de Podemos-EQUO en Murcia

Gracias por dar un paso adelante y por representarnos. Nos gustaría empezar conociendo un poco más de tu trayectoria en EQUO. Cuéntanos: Qué fue lo que te motivó a entrar,  y a seguir participando desde entonces.

Desde que supe que se iba a constituir EQUO como formación política me alegró enormemente tener la esperanza de un gran espacio potente que aglutinara las distintas fuerzas verdes que, hasta ese momento, existían en el territorio nacional.

Es cierto que durante el camino se han ido desdibujando valores fundacionales como la horizontalidad y la transparencia. Sin embargo, siempre he creído que EQUO era la herramienta ideal para poner en valor la ecología política y, por tanto, que el esfuerzo de recuperarlos como señas de identidad es prioritario y factible.

¿Es la primera vez que te  presentas a unas elecciones como  candidata?

No, no es la primera vez que me presento porque creo, firmemente, que si queremos feminizar la política, las mujeres tenemos que dar pasos al frente.

¿Cuál es el principal reto que supone en el territorio en que te presentas?

El reto en mi territorio, con abundantes recursos naturales, es conseguir introducir la idea de que son limitados y por lo tanto su uso y disfrute debe ser especialmente cuidadoso.

Y para ti, personalmente, cuál crees que es el mayor reto.

Personalmente, el mayor reto para mí, es construir un relato sencillo entorno a que todas las violencias, hacia la tierra y hacia los seres vivos, tienen una única raíz: un sistema perverso basado en la competitividad y el sometimiento para sobrevivir en un entorno hostil que es, justamente el modelo que el Partido Popular viene imponiendo durante más de 20 años en mi municipio y en mi región.

Si te colocaras en el mejor de los escenarios tras las resultados de las elecciones de mayo, ¿Qué iniciativas políticas supondrían un orgullo especial para ti si las pudieras llevar a cabo? ¿Por dónde empezarías? Qué sería lo primero que haría si la elección fuera únicamente tuya.

 Me encantaría poder diseñar una ciudad que tenga en cuenta tanto la perspectiva de género como la de diversidad funcional.

Un espacio amable donde todos los seres vivos podamos vivir en armonía, recuperando el concepto de barrio en el que niños y niñas puedan reconectarse con la naturaleza, jugando en la calle, donde las personas volvamos a relacionarnos porque somos tan ecodependientes como interdependientes. Un espacio donde la fauna urbana ocupe el lugar que merece lejos de tóxicos que comprometen su vida, y nuestros compañeros no humanos,  puedan acompañarnos en nuestros quehaceres y momentos lúdicos sin restricciones

Cómo crees tú que puede el ecofeminismo  mejorar la vida de la gente (en  tu territorio, ayuntamiento, o concejo).

El ecofeminismo tiene una visión amplia de las estructuras sociales que mejor nos pueden ayudar en un momento en el que el poder transformador del cambio climático está en auge.

Cómo producimos y cómo consumimos nos define. Ahora bien, no podemos seguir haciéndolo como hasta ahora porque nuestro presente y el futuro de nuestras hijas e hijos está en serio peligro. En ese sentido, el ecofeminismo será, sin duda, el gran aliado para crear nuevas estructuras sociales adaptadas a un modelo económico donde cuidados.

Últimamente hay  un sector de la sociedad con mucho miedo a los cambios sociales y que está adoptando posturas reaccionarias.

Cómo piensas tú, que deberíamos afrontar desde el feminismo  las situaciones de intolerancia o de ataque violento a la defensa de la igualdad y los derechos de las mujeres.

El hecho de que, históricamente, se haya relegado la tarea de cuidados a la población femenina nos pesa muchísimo pero, a su vez, nos ha dado fortaleza que yo considero primordiales: somos más resilientes y nuestra capacidad en la gestión pacífica de conflictos es más que evidente.

Es urgente que las mujeres nos incorporemos a la vida pública de una manera plena para poder ejercer ese papel mediador en el que, generalmente, nos manejamos de una manera muy efectiva.

Juntas somos más fuerte, capaces y valientes.

 

 

 

Comentarios cerrados.