Conoce a Eva del Fresno

Ya conoces a nuestra compañera Eva del Fresno  como coportavoz de la Red Equo Muyeres Asturies y activista ecofeminista. Ahora, como candidata a las autonómicas por Alternativa Verde por Asturias-EQUO 

Aquí, podrás saber un poco más de ella y su trayectoria en EQUO y en el activismo tanto político como feminista:

Gracias por dar un paso adelante y por representarnos. Nos gustaría empezar conociendo un poco más de tu trayectoria en EQUO. Cuéntanos: Qué fue lo que te motivó a entrar,  y a seguir participando desde entonces.

Entré por varios motivos. Había razones de fondo, como que tras el 15M me había concienciado de la importancia de la participación y la democracia directa. Cuando encontré a EQUO era la primera y única opción política, al menos que yo conociese,  que representaba esos ideales del 15M. En realidad, los distintos partidos Verdes españoles, de los que proviene EQUO, llevaban muchos años luchando por modernizar la concepción de la política, pero hasta el 15M ese mensaje no había llegado a toda la sociedad. También hubo otras razones más inmediatas, como la buena acogida que recibí en la Red de Mujeres. A partir de ahí me quedé, no solo por el compromiso con los valores,  sino por el vínculo afectivo con las personas.

¿Es la primera vez que te  presentas a unas elecciones como  candidata?

No, ya me había presentado hace cuatro años a unas elecciones autonómicas.

¿Cuál es el principal reto que supone en el territorio en que te presentas?

Dar a conocer el partido y llegar a la gente  través de las actividades que organizamos y de los medios. Es muy difícil yendo en solitario, pero esta vez nos pareció un recorrido necesario.

Para un partido pequeño todo supone mucho esfuerzo y las metas hay que escalonarlas poco a poco y pensar en un camino largo hasta las instituciones, no vale de nada  buscar atajos.

Y para ti, personalmente, cuál crees que es el mayor reto.

A nivel personal conseguir que el compromiso político sea compatible con las dinámicas familiares sin que se resientan. Hacerlo sostenible para que sea permanente y no solo una etapa concreta sino parte de la trayectoria vital, pero sin llegar a absorber nunca otras cosas tanto o más importantes.

Si te colocaras en el mejor de los escenarios tras las resultados de las elecciones de mayo, ¿Qué iniciativas políticas supondrían un orgullo especial para ti si las pudieras llevar a cabo? ¿Por dónde empezarías? Qué sería lo primero que haría si la elección fuera únicamente tuya.

Empezaría despacio porque el primer paso debería ser escuchar lo que la ciudadanía tiene que decir, y también estudiar lo que se ha hecho previamente tanto con buenos resultados como malos. Me sentiría orgullosa de comprobar que la vida de la gente ha mejorado en algún aspecto después de la legislatura y sobretodo que no se han dejado agujeros que puedan agravarse en las siguientes y perjudicar ese bienestar. Sobretodo avanzar en las líneas de nuestro programa en materia de igualdad y transición energética me gustaría especialmente,  porque creo que son dos pilares que sostienen otros muchos.

También en la conservación y mejora de la sanidad pública, que es una de las mejores cosas de las que podemos sentirnos orgullosas y orgullosos como país.

Cómo crees tú que puede el ecofeminismo  mejorar la vida de la gente (en  tu territorio, ayuntamiento, o concejo).

El ecofeminismo puede aportar el  nuevo marco conceptual que la gente necesitamos para mirar las cosas desde otro punto de vista, y poder flexibilizar nuestras dinámicas: desde la manera de relacionarnos, hasta la manera de comprar, de producir, de interactuar con el medio ambiente y con otras sociedades.

Necesitamos un cambio de valores, porque los valores capitalistas y patriarcales nos están matando. Pero cambiar es difícil, no basta con querer, hay que buscar la forma en que los nuevos valores cobren sentido y se retroalimenten para crear otra cultura compartida entre la gente. El discurso ecofeminista puede ayudar mucho en eso. Un mundo distinto primero tenemos que experimentarlo y compartirlo a nivel ideológico, para que acabe siendo una realidad tangible a nuestro alrededor.

Últimamente hay  un sector de la sociedad con mucho miedo a los cambios sociales y que está adoptando posturas reaccionarias.

Cómo piensas tú, que deberíamos afrontar desde el feminismo  las situaciones de intolerancia o de ataque violento a la defensa de la igualdad y los derechos de las mujeres.

La situación es así como consecuencia de los avances que se han  ido produciendo. En cierto modo es la otra cara de la victoria, por lo tanto para seguir avanzando seguiría aplicando las mismas fórmulas que nos han dado resultado. De hecho, el grado de violencia que puedan ejercer estos grupos,  siempre será menor al  que ya ejercieron en el pasado sus antecesores ideológicos cuando tenían todo el poder, y es evidente que conseguimos cambiar eso. Por lo tanto, seguiría confiando en las armas que nos trajeron hasta  este punto: la sororidad, la conciencia crítica, la capacidad constructiva, la resiliencia,  y la alianza entre la mayoría de la sociedad que percibe injusticias;  todas las formas de explotación tienen una misma raíz en la concepción machista del mundo, que es dual, polarizada, jerárquica y violenta.

Daros las gracias por abrir este cauce para expresarnos y darnos a conocer de manera más personal que en otros espacios. 

Este año somos muchas compañeras las que nos presentamos y estoy segura  que con el trabajo de la Red e iniciativas como esta la próxima legislatura aún más compañeras se animarán a dar el paso y tendremos el relevo asegurado.

 

Comentarios cerrados.