Conoce a Cloti Cuéllar, Concejala en Verde en Arganda, Madrid

Conoce más de nuestra compañera Clotilde Cuéllar Espejo, Portavoz de EQUO Arganda. Concejala-Portavoz de su grupo en el Ayuntamiento de Arganda. Comprometida con la lucha contra la corrupción que ha asolado el municipio. Ecofeminista, convencida de que otra forma de gobernar, cooperativamente y escuchando a la ciudadanía, es posible, y lo está demostrando. Reedita como candidata a la Alcaldía de Arganda del Rey, en la lista de  Unidas Podemos Arganda  (Podemos- IU-EQUO Arganda)

Gracias por dar un paso adelante y por representarnos. Nos gustaría empezar conociendo un poco más de tu trayectoria en EQUO. Cuéntanos: Qué fue lo que te motivó a entrar,  y a seguir participando desde entonces.

Me incorporé a EQUO en el 2014 impulsando con un grupo de vecinas/os la creación del territorial EQUO Arganda. Nunca había militado en partidos; sí, desde mi época de estudiante, en movimientos sociales, asociaciones y fundaciones que trabajaban en derechos de la infancia, cooperación y educación para el desarrollo, inmigración y refugio, salud mental, mujer… Finalmente llegué a la ecología por coherencia, porque me parecía que sin planeta ninguna otra causa tendría sentido. Posteriormente me incorporé al Grupo de Sostenibilidad, uno de los temáticos de EQUO Madrid, porque tratan temas que debemos trabajar con decisión en los municipios para que éstos transiten hacia la sostenibilidad: residuo cero, eficiencia energética y renovables, rehabilitación sostenible de edificios, renaturalización de espacios, recuperación de la biodiversidad y restauración del paisaje, agricultura ecológica, derechos de los animales…

Confieso que una de las ideas-fuerza que me atrapó del partido verde es su constante preocupación por las generaciones que vendrán después. ¿Quién no desea lo mejor para sus hijas, hijos, nietas…? Ahora cogen fuerza movimientos como el de Greta Thunberg, “los viernes por el clima o rebelión contra la extinción”. Los partidos y sus políticos y políticas debemos estar a la altura de los retos que el futuro inmediato nos depara.

¿Es la primera vez que te  presentas a unas elecciones como  candidata?

Al poco tiempo de que EQUO Arganda empezara su actividad, nos planteamos el reto de presentar a las elecciones municipales del 2015 un programa transformador en lo ambiental, económico y social, y muy potente en denuncia de la corrupción porque ésta, desgraciadamente, había campado a sus anchas por Arganda. Gürtel, por ejemplo, alcanzó aquí tales dimensiones que cuenta con una pieza separada en la Audiencia Nacional.

También decidimos que el instrumento fuese una confluencia política y ciudadana sujeta a un Código Ético donde los salarios estuviesen limitados y el excedente se reintegrara, en forma de proyectos sociales, al pueblo de Arganda.  Y así lo hicimos. Se creó Ahora Arganda, impulsada por vecindad independiente, simpatizantes de Podemos, IU, EQUO y movimientos sociales. Hemos estado cuatro años ejerciendo una oposición a pie de calle, valiente, rigurosa, ética y novedosa.

Como su Concejala Portavoz,  he cobrado un sueldo ético y el resto ha contribuido a hacer realidad en Arganda proyectos dirigidos a personas con discapacidad, mujer y a defender la transparencia en las cuentas municipales y los derechos de los animales.  Ha sido un honor representar a Ahora Arganda, cuyo proyecto político tendrá continuidad en la nueva coalición para las municipales del 2019: Unidas Podemos IU EQUO Arganda o #UnidasPodemosArganda, abreviando el nombre. Ambas confluencias, la del 2015 y la del 2019 son independientes de los bancos porque nos sostenemos con las cuotas y esfuerzo voluntario de nuestra militancia y simpatizantes. 

¿Cuál es el principal reto que supone en el territorio en que te presentas?

Y para ti, personalmente, cuál crees que es el mayor reto.

Gestionar la diversidad no es fácil, menos aún en un municipio de casi 60.000 habitantes, pero resulta enriquecedor y es lo que demandan las sociedades en transición. Por eso, lo primero ha sido gestionarla dentro y unirnos como nunca las fuerzas progresistas lo habían conseguido en Arganda. Además, a nadie se le escapa que el momento histórico requiere esa unidad.

El cambio climático, el desempleo y los pactos de las derechas con sus hijuelos ultra, amenazando los derechos que tanto sacrificio han costado conquistar, nos demanda altura de miras y participación ciudadana, porque sólo así generaremos una mejor estrategia en favor de las mayorías sociales. Mi candidatura a la Alcaldía como cabeza de lista por EQUO en Unidas Podemos Arganda para la legislatura que empezará tras el 26 de mayo de 2019 será mi contribución a ese gran objetivo de poner en el centro de la política de Arganda a las personas y el medio que éstas habitan.

Si te colocaras en el mejor de los escenarios tras las resultados de las elecciones de mayo, ¿Qué iniciativas políticas supondrían un orgullo especial para ti si las pudieras llevar a cabo? 

Las prioridades de Unidas Podemos IU EQUO Arganda serán medidas para fomentar la dinamización del empleo, el comercio y la economía local bajo criterios ambientales y de salud; la igualdad real y la actuación contundente contra las violencias machistas; la prevención de los incidentes y delitos de odio y la puesta en valor de la diversidad; la prevención y promoción de la salud incluida la ambiental; la transición hacia un modelo de ciudad sostenible en energía, residuos, rehabilitación de edificios y restauración de espacios naturales del término municipal; un plan general de ordenación urbana sostenible; minimizar los efectos del cambio climático, contribuir a una educación-cultura-ocio inclusivo y para una ciudadanía global; Arganda ciudad de los cuidados, del arte y del conocimiento; defender los derechos de los animales; activar la transparencia, colaboración-participación ciudadana; inventario municipal actualizado y medidas que hagan difícil que las mafias político-empresariales vuelvan a reactivarse en Arganda.

¿Por dónde empezarías? Qué sería lo primero que haría si la elección fuera únicamente tuya.

Para tener una mejor idea de lo que seremos capaces en la legislatura que viene, lo mejor es la pedagogía del ejemplo. Y es que entre 2015 y 2019 hemos defendido en plenario cerca de 40 iniciativas que tienen que ver con: “empleo verde y local, economía y moneda social, comercio y producción de proximidad, Arganda libre de TTIP, educación inclusiva, pacto de estado contra la violencia de género, medidas para las mujeres afectadas de endometriosis, nuevo Plan General de Ordenación Urbana desde la perspectiva de género y salud, reducción de plásticos, salud ambiental, prevención contra los disruptores endocrinos o contaminantes hormonales, denuncia de la contaminación electromagnética, residuo 0, eficiencia energética, renovables y cambio climático, movilidad sostenible, seguridad peatonal y ciclista, transparencia y buen gobierno, cumplimiento de mociones, auditoría ciudadana de la deuda de Arganda, lucha contra la corrupción, exigencia de inventario municipal, mayores vulnerables de la residencia, derechos LGTBI, albergue juvenil, cooperación para el desarrollo y refugio, atención a la dependencia, transposición a Arganda de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)…”.

Cómo crees tú que puede el ecofeminismo  mejorar la vida de la gente (en  tu territorio, ayuntamiento, o concejo).

El ecofeminismo reúne dos misiones vitales, y cuando utilizo ese adjetivo me refiero literalmente a que nos va la vida en ello.

Por un lado, la defensa de la biosfera, sencillamente porque somos seres eco-dependientes, interdependientes y no tenemos un planeta B.

Y por otro, las luchas feministas, han logrado hacer entender como nadie que el patriarcado no es buen sistema para perpetuar la vida porque subordina los intereses de la mitad de la humanidad y, en general, de las mayorías sociales a los de unos pocos que han logrado hacerse con el capital y el control de los bienes comunes. 

Sin las diferentes olas feministas, sus teorías y sus luchas, incluido el ecofeminismo, muchas de las claves que están haciendo posible, en diferentes partes del mundo, el tránsito hacia economías y sociedades del bien común seguirían sin ser conocidas. 

Últimamente hay  un sector de la sociedad con mucho miedo a los cambios sociales y que está adoptando posturas reaccionarias.

Cómo piensas tú, que deberíamos afrontar desde el feminismo  las situaciones de intolerancia o de ataque violento a la defensa de la igualdad y los derechos de las mujeres.

Para mí, el feminismo, que se entiende como la defensa de la igualdad entre hombres y mujeres, es algo más grande a lo que todavía la historia no le ha hecho justicia quizá porque también ésta es patriarcal y, por tanto, resistente a reescribirse. Queda mucho por avanzar pero en lo conseguido, no hay marcha atrás.

Por eso resultan tan terribles los asesinatos, manadas, violencias sexuales…en España. La Administración Local, por ejemplo, tiene que dejar de esconderse tras los respetables pero baldíos minutos de silencio.

También resultan terribles otro tipo de violencias como las dobles, triples o múltiples discriminaciones (por ser mujer, lesbiana, refugiada, discapacitada…), los índices de desempleo o las cifras de mujeres sin siquiera un primer trabajo remunerado o sin casi formación ocupacional, la Justicia patriarcal, un sistema de Seguridad Social y prestaciones anacrónico y cerrado a problemáticas como la de la mujer del ámbito rural, la falta de inversión que con premeditación, alevosía y anualidad deciden cuando se trata de investigación de enfermedades que afectan a las mujeres o en coeducación, la brecha salarial, el techo de cristal… No es una lacra, es sencillamente inaceptable en pleno siglo XXI y en Europa. De hecho, la primera medida del nuevo Gobierno que salga del 28 de abril y de los autonómicos y locales del 26 de mayo debería ser, desde sus competencias, procurar que el Estado sea de verdad de Derecho y que la justicia sea real para la mitad de la población. Con eso la transformación estaría de verdad en marcha.

La esperanza generada con el 8M en 2018 y 2019 en España, su huelga 24 horas feminista, de cuidados, de consumo, estudiantil y sus multitudinarias, pacíficas manifestaciones que han servido de ejemplo y guía al resto del mundo… ¡Indescriptible! Así las cosas, ¿alguien cree que las mujeres de este país vamos a aceptar la involución a la que nos quieren llevar los programas y políticos/as reaccionarios de partidos varados en lo preconstitucional?

Para acabar, resumiré porque reedito como candidata:

Durante cuatro años he cumplido el programa y código ético comprometido a la confluencia político-ciudadana Ahora Arganda, que tendrá continuidad en Unidas Podemos Arganda. He cumplido con mis responsabilidades en la institución sin apenas recursos y aprendiendo el complicado mecanismo de un Ayuntamiento. Pero sobre todo,  he sacado tiempo de donde no lo tenía para denunciar lo que tanto el Gobierno, como el PP y otros Grupos o Concejales hacían fuera de los límites de su cargo o contra el interés general, ejerciendo una oposición como dicen que nunca se ha visto en Arganda del Rey, porque además de valiente, ha ido acompañada de propuestas modernas, constructivas y trabajadas desde la cercanía a los barrios, colectivos, familias… 

En el 2019 vuelvo a ponerme al servicio de mis vecinas y vecinos para liderar la transición que Arganda necesita en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030. Pero para eso se necesita gobernar. Trabajaré por un nuevo modelo de ciudad que mejore las condiciones de quienes hoy tienen su proyecto de vida o laboral en Arganda sin poner en riesgo ni el territorio, ni los derechos de las generaciones futuras. Tenemos el equipo humano y programa, sólo nos falta tu confianza.

 

 

Comentarios cerrados.