Conoce a Carmen Muñoz, Concejala en Verde en Bilbao

Conoce a nuestra compañera Carmen Muñoz López Bizkaia, de EQUO Berdeak

Concejala y Portavoz de Udalberri Bilbao en Común, candidatura de unidad popular en el Ayuntamiento de Bilbao. Trabajando desde el ayuntamiento para conseguir una ciudad igualitaria, donde todas las personas tengan voz. Comprometida para llevar la Ecología Política como candidata en Elkarrekin Podemos Bilbao, constuyendo un fututo ecofeminista para Bilbao. Puedes seguir además, su interesate blog: https://blogs.deia.eus/xsermujer/

Conoce más de la trayectoria de nuestra compañera:

Gracias por dar un paso adelante y por representarnos. Nos gustaría empezar conociendo un poco más de tu trayectoria en EQUO. Cuéntanos: Qué fue lo que te motivó a entrar,  y a seguir participando desde entonces.

Cuando entré en EQUO hace ya casi ocho años, buscaba un espacio donde militar y trabajar para luchar contra las injusticias sociales. Me quedé en paro con 48 años y además, mujer. Me parecía que había que arrimar el hombro para denunciarlo y pelear para terminar con este tipo de injusticias. Equo se cruzó en mi camino. No era un partido al uso, y me enganchó.

Hace cuatro años, surgió la posibilidad de trabajar como cargo público en la institución más cercana a la ciudadanía y me presenté: salí elegida y he sido portavoz de Udalberri Bilbao en Común, espacio de Podemos, Equo Berdeak y Ezker Anitza en el Ayuntamiento de Bilbao

¿Es la primera vez que te  presentas a unas elecciones como  candidata?

 Será la segunda vez.

¿Cuál es el principal reto que supone en el territorio en que te presentas?

En Bilbao hay que trabajar en un modelo de ciudad que ponga a las personas en el centro de las políticas. El modelo que desarrolla el PNV tiene que ver con el cemento y los grandes eventos, mirando más al exterior que a las y los bilbaínos. Creo que otro Bilbao es posible, un Bilbao más igualitario, integrador y más sostenible.

Y para ti, personalmente, cuál crees que es el mayor reto.

Sin duda transversalizar las políticas feministas en todas las áreas municipales.

Estos cuatro años he comprobado que es posible,  y así he trabajado en llevar la perspectiva de género en urbanismo, seguridad, movilidad, contratación, empleo, presupuestos … Además de posible, es necesario.

Si te colocaras en el mejor de los escenarios tras las resultados de las elecciones de mayo, ¿Qué iniciativas políticas supondrían un orgullo especial para ti si las pudieras llevar a cabo? ¿Por dónde empezarías? Qué sería lo primero que haría si la elección fuera únicamente tuya.

 Profundizar aún más en la transversalización de las políticas feministas. No es fácil y hay que hacer una gran labor pedagógica

Crear un Área de Políticas Feministas dependiendo de Alcaldía. En Bilbao sufrimos la vergüenza de que el área de Igualdad está junto con Cooperación, Convivencia y…¡Fiestas! Un cajón de sastre donde todo cabe. 

También creo fundamental desarrollar sistemas de participación ciudadana reales y vinculantes, así como herramientas que garanticen la transparencia municipal. En todo ello queda mucho por hacer.

Cómo crees tú que puede el ecofeminismo  mejorar la vida de la gente (en  tu territorio, ayuntamiento, o concejo).

La mirada de las mujeres es fundamental en el desarrollo de un modelo de ciudad justo y equitativo. Sin esa mirada, sin esas políticas feministas no se conseguirá nunca una plena democracia ciudadana. Hay que poner la vida en el centro de las políticas y hay que revertir las políticas de cuidados.

Últimamente hay  un sector de la sociedad con mucho miedo a los cambios sociales y que está adoptando posturas reaccionarias.

Cómo piensas tú, que deberíamos afrontar desde el feminismo  las situaciones de intolerancia o de ataque violento a la defensa de la igualdad y los derechos de las mujeres.

Las mujeres llevamos haciendo eso mismo durante siglos. Somos Feministas y sabemos resistir, y además, sabemos hacerlo pacíficamente. Lo que es ahora más necesario que nunca es que cada vez haya más mujeres feministas que sean alcaldesas, concejalas, ministras, parlamentarias y por qué no, presidentas… Ya sabemos frenar a la intolerancia, cuya muestra más abominable es la violencia machista. Pero ahora ya somos imparables. Debemos creérnoslo e ir a por todas. Sin miedo.

Me quedo con una cita de Kate Millett que lo tenía muy claro allá por 1970 cuando escribió su Política Sexual:

El sexo femenino podría desempeñar, en la revolución social, una función dirigente completamente desconocida en la historia. (…) Constituiría el punto de arranque de una verdadera revolución asentada sobre la abolición de las categorías y papeles instituidos”.

Y yo añado:

Sin FEMINISMO no hay Democracia ¡El futuro YA ES MUJER!

 

 

Comentarios cerrados.